+34 659822950 DEP. COMERCIAL / 661019573 DEP. TECNICO info@windhager.es

Primero expliquemos qué es y para qué se usa.

Qué es?

El depósito de inercia es un tanque fabricado en diferentes materiales según cada fabricante tales como acero, acero inoxidable, plástico, etc. Disponen de un aislamiento (de diferente calidad según fabricante) que lo rodea y lo cubre ”por completo”. En muchos casos su tamaño compromete no sólo el presupuesto sino también el espacio. Los de acero al carbono son los más utilizados ya que aportan bastante resistencia y durabilidad. Los de inoxidable suelen ser para instalaciones que sufren durezas de agua o riesgo de alta corrosión. Con aguas extremas el plástico suele ser la solución más rentable a largo plazo.

Para qué se usa?

La calderas no modulantes al apagarse debido a la baja o nula demanda, siguen emitiendo un calor residual llamado inercia térmica. En biomasa los quemadores mantienen una importante cantidad de biomasa (varía mucho en función del diseño), que resulta una cantidad de energía importante que se desaprovecha en los apagados, e incluso puede poner en riesgo la instalación por altas temperaturas. Los depósitos de inercia (excluyendo la leña que veremos en más detalle) se encargan de acumular toda la energía producida por la inercia térmica de cualquier tipo de caldera. Esto sería el concepto básico.

Uso doméstico VS industrial?

A partir de unos 35 – 40 kw, creemos que es aconsejable en todas las calderas debido a que por muy bien diseñado que esté el quemador y tan buenos registros de modulación tenga, la cantidad de combustible en el quemador es significativa. En calderas domésticas influyen otros aspectos que trataremos de explicar desde nuestro punto de vista.

Por qué se usa en calderas de pellets domésticas?

Las calderas inteligentes:

Las calderas inteligentes son aquellas que pueden ser dotadas de diferentes módulos de control que hacen que el sistema pueda ir reconociendo diferentes consumidores y productores de calor y gestionarlos de forma eficiente e ir adaptando su potencia (modulación real) a lo que se prevé que se va a necesitar.

Una caldera de pellets, que podemos denominar como caldera de alta gama y que es capaz de entregar la energía exacta que se le pide en cada momento y a un rendimiento óptimo, porqué puede necesitar un depósito de inercia? Puede haber muchos factores.

En Windhager, el caso más común de uso de inercia es por la integración de energía solar térmica en la calefacción por suelo radiante. El solar es un aporte constante y necesitamos que sea el mayor posible, instalar un depósito de inercia para almacenar el máximo calor posible es fundamental. Nuestro sistema de control MES Infinity además de gestionar el solar, está en constante cálculo y hace variar la potencia de salida de caldera según el aporte solar.

Otro caso muy habitual, es la zonificación y regulación por termostatos que muchos arquitectos, ingenieros e instaladores diseñan. Una vez la demanda está fracturada y puede ser altamente variable como en viviendas de suelo radiante con termostatos en todas las habitaciones, o en casas rurales de uso eventual, pequeños hoteles y en definitiva sistemas con una regulación extremadamente exigente en su variabilidad de demanda.

 

Cuestión de regulación y quemadores?

Regulación:

Podemos decir que son aquellos accesorios electrónicos de que dispone la máquina para gestionar diferentes datos y conseguir objetivos. Existen módulos de gestión de inercia, gestión de calefacción, agua caliente sanitaria, energía solar, intercambio entre fuentes, sistemas en cascada, etc. Según el fabricante, algunos lo implementan de serie, en otros son opcionales, en otros se pueden extraer e introducir… Cada fabricante tiene su método. Dichos módulos dotan a las calderas de una inteligencia que les permiten hacer cálculos constantes, ajustar parámetros de compensación y en base a ellos modular. Si las calderas no disponen de dichos sistemas, es muy aconsejable casi obligado instalar depósitos de inercia en la mayoría de los casos. En estos casos, aunque muchos digan lo contrario, la inercia no aporta eficiencia o mejoras de funcionamiento, sólo cubre una deficiencia en regulación.

 

 

Quemadores:

Existen en el mercado también calderas de alta gama, muy buenas calderas con todo tipo de módulos, y que por el tipo de quemador les puede convenir un uso de depósito de inercia.

Caída libre: suelen ser los quemadores más hábiles a la hora de gestionar la cantidad de combustible necesaria para la combustión. Con una buena regulación es raro que necesiten inercia.

Combustión lateral: suelen ser quemadores hábiles y abiertos también a quemar varias biomasas, aunque con una pérdida de rendimiento apreciable frente a caída libre o floración debido a que necesitan más flujo de aire.

Floración: suelen ser quemadores muy eficientes (en según qué fabricantes), pero es más complejo el control de la cantidad de combustible, por ejemplo trabajando a 3 o 4 kw. Según el tipo de fabricante, te pueden aconsejar inercia.

 

Resumen:

Si un sistema es capaz de entregar la potencia necesaria en cada momento, gestionar módulos, y tener esa inteligencia electrónica que le permita modular sin perder rendimiento, adaptarse y aprovechar al máximo cada kw que salga de la caldera, para qué vamos a instalar una inercia? El almacenamiento siempre tiene fugas por muy bueno que sea el depósito, el rozamiento tiene pérdidas por muy bueno que sea el material usado, el depósito siempre ocupa espacio, siempre cuesta más dinero y en definitiva: a nivel doméstico, no se obtienen ventajas.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This