+34 659822950 DEP. COMERCIAL / 661019573 DEP. TECNICO info@windhager.es

Biomasa: la energía del futuro.

Pellet, astillas, leña y biomasas agrícolas.

Biomasa forestal

Se conoce como biomasa a toda aquella materia que puede ser quemada y convertida en energía, bien sean árboles, plantas o todo tipo de vegetales.

Existen otras biomasas no vegetales o forestales, pero nos ocuparemos de las procedentes del bosque y de la madera. En concreto de la leña, las astillas y el principal protagonista: el pellet.

Porqué la biomasa es la energía del futuro? 

Porque es inagotable. Podrá sufrir variaciones en su precio, objeto de las políticas incluso. Pero siempre será inagotable ya que las zonas forestales son inmensas. Además hay un interés muy creciente por crear bosques energéticos que están incrementando la masa forestal en el mundo entero.

Porqué es energía renovable?

Principalmente porque toda planta al vivir, absorbe la misma cantidad de CO2 que emitirá al ser quemada o ser directamente podrida. Por tanto quemar biomasa aporta una energía que contamina exactamente aquello que absorbió. Su paso por el planeta es totalmente neutro.

Porqué es más económica?

Porque son residuos y madera con muy poco tratamiento. Pasa por muy pocas manos y la mayoría de los ingresos son reales y locales. Es decir, si compramos leña o pellet, estamos incentivando el mercado local y ese dinero que gastamos se queda en la región, la provincia, el país. Por eso es economía real, palpable.

Otro motivo fundamental es la liberación por parte de la política, sin cargar de impuestos la producción, cultivo, distribución y venta. En países como Alemania, Austria, etc… la producción está incentivada y las empresas productoras no tienen trabas. Sólo ayudas. Pero ya sabemos que esto es España, no Europa. Por tanto esperemos tomen nota de nuestros amigos Europeos.

Así mismo cabe mencionar algunas comunidades que actúan parecido, es el caso del País Vasco. Su sistema de gestión de ayudas a la producción, adquisición, y eventualmente otro tipo de ayudas a empresas del sector es un ejemplo.

 

Son varias las fuentes alimentan de biomasa al mundo de la energía y la calefacción.

El bosque de nuevo está tomando un valor que había perdido en parte con el bajón de la construcción, ya que ahora, la madera que se extrae para fábricas, aserraderos y empresas madereras tiene un valor añadido y es que todo el residuo se vende en formas distintas a empresas energéticas y fábricas de pellet, aportando unas ganancias extras que tan bien sientan a un mercado ya bastante vapuleado con la crisis. Además esta economía es muy bien valorada por la comunidad al ser real y local.

El bosque: 

Es la fuente inagotable por excelencia. Algunas provincias como Soria y Burgos, pilares fundamentales en la producción de Pino y Roble, junto al País Vasco con sus modelos de explotación y la Comunidad Gallega, son los principales productores de madera boscosa para la industria de la madera. Desde ellos, sale la madera que se utiliza para la fabricación de muebles, elementos de construcción, y un largo etcétera. El resto de podas y talas, también se ha convertido en parte fundamental de la película de la Biomasa.

La industria de la madera:

Los restos del aserrado de troncos, son unos perfiles canteados y así como todo el serrín resultante son los más valorados ya que suele ser madera muy limpia y en muchos casos ya seca. Este producto es el más buscado por las empresas de fabricación de pellet.

Limpieza de carreteras, caminos, parques y desbroces: 

No es mucha cantidad pero también aporta un valor a las empresas encargadas de dichas limpiezas y mantenimientos.

La industria alimentaria:

La paja, las cáscaras, huesos de aceitunas y demás restos de la industria alimentaria toman cuerpo en según que zonas, pero al ser una biomasa más sucia y cargada de aceites, suele ser menos utilizada debido al gran mantenimiento que produce. Muchos fabricantes de primer nivel, prohíben el uso de estas biomasas en sus calderas.

Los principales usos de la biomasa son para la producción de calefacción en diferentes medidas (residencial y comunitario), grandes superficies y también la producción de electricidad.

Calentarse con biomasa es algo casi natural ya que antes de saber hablar, ya nos calentábamos con biomasa. El control del fuego supuso un cambio radical en la forma de vida del ser humano.

Calefacción? 

El uso en calefacción es eficiente, renovable y muy ecológico. Ya sea en forma de leña, astillas o pellet, es la forma más ecológica y económica hoy día para calentar hogares tanto en su adquisición como en su fiuncionamiento.

Electricidad?

El uso para producir electricidad en desde Wiindhager Ibérica lo consideramos un error, cuanto menos con Biomasa forestal (que no alimentaria). Las empresas que producen electricidad suelen tener grandes calderas que queman absolutamente todo y esto supone que la adquisición bruta de la madera para alimentar este tipo de calderas, va en contra de los pequeños productores y fabricantes ya que suelen ser grandes grupos inversores con mucha capacidad económica. Hay casos de mucho éxito como puede ser la biomasa alimentaria, como pudiera ser la paja, ya que no hay una forma 100% eficiente de deshacerse de la misma, y en estos casos es realmente renovable y una muy buena idea.

Biomasa forestal se puede comprar en 3 versiones básicas: Leña, Astillas y Pellet.

Los precios varían según producción. Teniendo en cuenta que la producción no está al 100% y que no consumimos el 100% de lo que producimos, las variaciones pueden existir pero muy acentuadas y siempre son combustibles negociables.

Precio del pellet? 

Los precios pueden rondar sobre unos 4 eu de media el saco de 15 kg. Podemos encontrar ofertas, negociar e incluso juntarse en algunos grupos de compra los cuales se benefician de muy buenos descuentos. Después están los Big Bags, son sacas de unos 1000 kg que suelen estar alrededor de los 250 eu. Por último y más económico está el pellet a granel servido desde camión donde podemos encontrar toneladas desde los 200 eu. Recuerde que son precios aproximados y pueden variar sustancialmente según zonas, calidad y distribuidor.

Precio de la astilla?

Los precios de la astilla son mucho más variables así como su calidad. Pero tomando como referencia la astilla de calidad G30 con un 20 – 25% de humedad podemos rondar los 120 eu servidas desde camión a granel.

Precio de la leña?

Aventurarse es bastante complicado pero de una forma muy general:

Leña seca de 2 años de roble entre 0,10 y 0,16 eu/kg.
Leña seca de 2 años de pino entre 0,5 y 0,12 eu/kg.

 

 

Los pellets

Los pellets están formadon por serrín seco, limpio y puro. Se le somete a una presión muy alta con cierta temperatura y resultado de la compresión salen unos cilindros de 6 mm con longitudes variables, ya que el polímero lignina presente en la madera se endurece y mantiene el serrín uniforme. Los pellets pueden ser tratados como líquido y las formas de transporte y carga son muy parecidas a las habituales con el gasóleo. Las cenizas que producen son de aproximadamente un 0,4 – 0,5% con un poder calorífico de 4,5 – 5 kwh, y su densidad es de unos 650 kg/ m3, lo que supone unos 2 kg por litro de gasóleo.

Las astillas

Las astillas son pedazos de madera triturada de varios tamaños. Son de madera natural y existen de varios tipos de madera. Cuanto mejor madera sea la astilla tendrá mejor rendimiento y poder calorífico aunque lo más común es que se suelen usar restos de podas, talas y leñas de poco interés para la industria.

Cualquier madera seca o húmeda puede convertirse en astillas y una vez seca, ser muy útil en determinados tipos de instalaciones. La astilla de una cierta calidad que aporte un rendimiento aceptable debe estar sobre el 15 al 30% de humedad. Existen varias medidas y la más utilizada suele ser G30.

Una astilla aceptable puede rondar sobre los 3 – 4 Kwh/kg siempre que la humedad esté controlada. En caso de que la humedad sea mayor el poder calorífico decae mucho. La densidad de unos 200 kg/m3 es bastante menor que el pellet y es por esto que suele utilizarse en grandes consumos con espacio suficiente de almacenaje así como granjas o industria y en general donde poder comprar gran cantidad y almacenar.

La leña

La leña es el combustible por excelencia. Hoy en día el mercado a sufrido un repunte muy grande debido a la calidad de las calderas modernas de gasificación que han aportado un toque de comodidad a los sistemas tradicionales. Con cargas diarias y en casos excepcionales de hasta varios días, la leña en calderas modernas es una alternativa para viviendas y usuarios en zonas rurales. Existen muchos tipo de leña en diferentescalidades y durezas. La leña adecuada es aquella que como mínimo ha pasado 2 años almacenada secándose.De este modo se puede llegar hasta un 15 o 20% de humedad que aportan hasta unos 4,5 Kwh según tipo de leña. Las calderas modernas se adaptan a troncos de 50 cm, siendo 30 y 50 las medidas más habituales en España. Sin duda la gasificación de leña se ha convertido en una alternativa real que incluso hace sombra al mercado del pellet.

Pin It on Pinterest

Share This